Para poder determinar si usted debe acudir al especialista en espalda, las siguientes preguntas le pueden servir como guía:
¿El dolor de espalda lo ha llegado a limitar en su vida cotidiana en más de dos ocasiones en un año?
¿El dolor de espalda se le corre hacia las piernas?
¿Lleva más de un año con el dolor de espalda y cuello?
¿Siente adormecimiento frecuente en sus piernas o brazos?